Una historia atorada

Tengo una historia atorada
en la punta de los dedos,
la historia de ti, de mí;
la historia de un loco
amor de comedia romántica
y con un tortuoso final
como el más funesto drama;
la historia de tu vida, de la mía,
de dos vidas distintas y
entrelazadas sin esperarlo
y atrapadas en un momento
de un tiempo ya pasado,
de días extintos sin más amaneceres
de noches ya sin luna llena
ni estrellas que titilen;
tengo una historia atorada
en la punta de los dedos,
una historia que no se contar,
ni siquiera por donde comenzar.


Artículo publicado, creado el en la categoría General
Letras Nubladas » posts » una-historia-atorada

Escrito por Mario

¡El jefe!