La noche sin luna

Si en ésta noche no tengo luna
ni tengo tus manos,
¿qué me queda?
sólo yo con mí basta tristeza,
sin su luz que me acaricia,
sin tu abrazo que cobija.

¿Y qué es entonces
la noche sin luna y sin tus manos?
es la flor que florece
marchita en el desierto.


Artículo publicado, creado el en la categoría General
Letras Nubladas » posts » la-noche-sin-luna

Escrito por Mario

¡El jefe!