De madrugada

De madrugada

Ésta madrugada me dio por correr las persianas y abrir la ventana,
por dejar que la luna se cuele entre ellas,
iluminando sobre la cama el lugar que antes ocupabas;
esta madrugada me dio por aspirar el viento frío
que mueve las nubes, que viaja entre montañas,
como esperando poder capturar la avanzada del perfume con el que me abrazabas;
ésta madrugada me dio por escribirte de nuevo,
como si no fueras la silueta que hace tiempo se marchó,
como si tu abundante cabellera aún reposara sobre mí.


Artículo publicado, creado el en la categoría General
Letras Nubladas » posts » de-madrugada

Escrito por Mario

¡El jefe!